La fertilización In Vitro (FIV) es el proceso mediante el cual en un laboratorio especializado se realiza la unión del óvulo con el espermatozoide, con la finalidad de obtener un cierto número de embriones que serán transferidos al útero y así lograr un embarazo. Estos tratamientos son la mejor opción para casos de fallo de inseminación artificial, factores tubáricos, endometriosis, ovario poliquístico o factor masculino severo. La unión de los gametos puede realizarse mediante dos técnicas principalmente ya sea un FIV convencional o la Inyección Intracitoplasmática del Espermatozoide (ICSI)


1

Estimulación Ovárica

El primer paso de la fecundación in vitro se conoce como la estimulación ovárica, que consiste en inducir una maduración múltiple de óvulos mediante medicamentos hormonales.

2

Extracción del óvulo o punción ovárica

Se trata de un procedimiento sencillo, que se realiza bajo sedación y dura unos pocos minutos, se realiza por vía vaginal guiada mediante ecografía, con la finalidad de recuperar todos aquellos óvulos madurados durante la estimulación ovárica.

3

Fertilización y fecundación de los óvulos

Los óvulos recuperados en el laboratorio de In Vitro serán fertilizados con una muestra espermática previamente preparada mediante la mejor técnica según el diagnóstico inicial de la pareja (FIV convencional o ICSI).

4

Cultivo embrionario

Los óvulos obtenidos se conservan y vigilan desde la fecundación hasta la formación de embriones bajo condiciones especiales de cultivo que nos ayudarán a generar embriones de buena calidad y con potencial de implantación.

5

Transferencia de embriones

Constituye la última etapa de un ciclo de fecundación In Vitro, en donde uno o más embriones de excelente calidad son transferidos al útero a través de un catéter por vía vaginal, proceso indoloro donde suele transferirse varios embriones para aumentar la posibilidad de lograr el embarazo.

6

Criopreservación

Existe la posibilidad que en un ciclo FIV, queden embriones potenciales para lograr un embarazo, por lo cual, pasan al proceso de vitrificación, esto permite que los embriones sean almacenados en nitrógeno líquido a -196°C sin alteraciones significativas, por tiempo indefinido y para su uso posterior.




Caminemos juntos,

concibe la familia

que quieres