La edad es el principal determinante de fertilidad en una mujer. Nuestra forma de vida social y laboral ha retrasado la edad de concebir y ha llevado la responsabilidad reproductiva a una franja de edad menos fértil y con más riesgo de patología ginecológica que podría dificultar aún más la posibilidad de embarazo.

La vitrificación de ovocitos permite detener el reloj biológico y preservar la fertilidad al mantener criopreservados mediante vitrificación los ovocitos durante tiempo ilimitado con el mismo potencial reproductivo que cuando se obtuvieron. Podrás recurrir a ellos si cuando desees tener hijos en el futuro tuvieses un problema de fertilidad.

Si puedes soñarlo

puedes hacerlo